El Yoga es una disciplina procedente de la India de tiempos muy ancestrales, tan remotos que se desconoce la fecha exacta de su origen, procede de los vedas y se transmitía de forma oral hasta que fueron sintetizados en los textos de Yoga Sutra de Patanjali.

Si nos vamos al significado de la palabra Yoga, es unión, unión del cuerpo con la mente para lograr un equilibrio en los planos físico, mental y espiritual. Esto se logra mediante la práctica de las ásanas, la respiración y la meditación.

La forma de lograrlo es mientras se realizan las distintas posturas físicas (ásanas) llevaremos la mente a todos y cada uno de los puntos del cuerpo y de forma simultánea, evitando así que la mente fluctúe y salte de un punto a otro, hasta lograr que la mente que englobe al cuerpo en un todo.

Aunque a menudo, el principiante se acerca al Yoga buscando una mejora física ya que concibe esta práctica como una actividad que le ha recomendado el médico, con la práctica y ahondando poco a poco se van descubriendo los enormes beneficios que conlleva, dándonos fortaleza para afrontar los momentos difíciles de la vida y viendo estos problemas de una forma más distante, sin que nos hagan tanto daño y alcanzar un equilibrio en la vida.

Deja un comentario